CUCHILLOS

   Heredado de España, el cuchillo se convirtió en el compañero irremplazable del Gaucho quien lo adoptó para toda su vida; fue la prolongación de su mano en cacerías de vacunos salvajes, para la construcción de su rancho cortando el adobe, en la preparación de los arreos para sus caballos, con una tacuara se hizo lanzas para la lucha por la independencia de su territorio y la defensa de su familia y su propia vida. Varios siglos después la misma herramienta, redu-cida en sus dimensiones y perdidos algunops de sus usos pero no su espíritu, es confeccionada artesanalmente con cuero de potro, plata fina, inigualables aceros forjados y cuero vacuno sobado a mano.